Learn with joy • Achieve with commitment • Live with honor
Home | Contact Us | Wednesday, October 16, 2019

Cómo sobrevivir al período de exámenes

 

Por Miss Flor de María Manríquez T.

Maestra de Psicomotricidad  de Preescolar

La etapa escolar incluye momentos inolvidables que marcan de por vida a las personas como el nacimiento de amistades, travesuras con los compañeros, adquisición de conocimiento invaluable, maestros inspiradores, festejos de toda índole, incluso el descubrimiento de uno mismo y lo que se desea para el futuro. Sin embargo, hay momentos en los que la carga académica puede intimidar y causar una gran cantidad de estrés a los alumnos. El periodo de exámenes es uno de esos momentos. Sin embargo, es posible sobrevivir y salir victorioso de él. A continuación, presento algunas técnicas que pueden servir para sobrevivir a esta temida situación.

  1. Estudiar con anticipación.Muchas veces dejamos a último momento el estudio para evitar el estrés, pero si se comienza a estudiar desde el momento en que se conoce la fecha de los exámenes se producirá la sensación (y la realidad) de preparación para tomar los exámenes que vengan.
  2. Dosificar el tiempo de estudio. Es necesario planear el tiempo que se le dedicará a cada examen para estudiar, teniendo en cuenta la dificultad y dominio de cada uno. Igualmente, es importante que no sean periodos muy prolongados, ya que es más probable que el cansancio no deje que el cerebro se concentre en lo que debe aprender.
  3. Establecer prioridades. No todos somos buenos en todas las materias y es normal. Por lo tanto, es necesario dedicarle más tiempo de estudio a las asignaturas en las que se presentan más dificultades. Aun así, no es óptimo descuidar las materias que ya se dominan, ya que siempre es necesario refrescar al menos un poco el conocimiento ya adquirido.
  4. Entender > Memorizar. Aunque hay materias en que se deben memorizar fórmulas o fechas, muchas veces es más efectivo entender lo que se estudia a memorizarlo solo por un corto periodo de tiempo, o sea, para el examen. Una gran forma de entender las cosas es tratando de explicarlas a otra persona (un compañero de estudio, un amigo, padres, hermanos, etc.), ya que así se descubre lo que ya se domina y lo que falta por comprender.
  5. Tomar descansos. Al programar los momentos de estudio, es necesario considerar momentos de descanso para dedicarse a hacer cualquier otra actividad que sea relajante y distractora con el fin de que el cerebro no se abrume con la misma información por tiempos prolongados.
  6. Encontrar tu estilo. Cada persona sabe cómo aprende más rápido y mejor, cómo se organiza de manera más efectiva, cómo logra sus metas. Por lo cual, es necesario conocerse como aprendices para encontrar las mejores técnicas y estrategias que ayuden a lograr los objetivos. Si se desconocen las técnicas más útiles y eficaces para uno mismo, ¡se vale intentar todas! De seguro se encontrarán las que más se acomoden a la situación. Es necesario tener paciencia con uno mismo en este proceso de auto descubrimiento, quizá tome más tiempo que a otros que ya dominan esas estrategias, pero no es una carrera o competencia, sino una oportunidad de crecer y aprender de otros.

Teniendo en cuenta las recomendaciones mencionadas anteriormente, podemos concluir que el periodo de exámenes y la preparación que este implica requiere mucho compromiso, tiempo y esfuerzo por parte del estudiante. No obstante, la satisfacción de lograr las metas establecidas es más grande que los sacrificios hechos por lo que se debe tomar con una actitud positiva que implique ocuparse y no preocuparse.

 

 

Web Design By OrangeSky Marketing
Copyright,
Pacific Times Online